Miercoles, 17 de Octubre de 2018
03 de Ene | 17:16:00 - INFORMACION GENERAL
La ola de despidos llegó a la actividad privada: más de 1.400 trabajadores ya fueron afectados

Los 1.200 puestos de trabajo afectados por la ola de despidos en el Gobierno nacional llegó a la actividad privada, con un efecto contagio en los empresarios.

Un informe elaborado por el equipo de estudios laborales del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) reveló que en el último mes de 2017 se contabilizaron 3.346 despidos y suspensiones. "Si se compara con el mismo mes del año anterior se percibe una sensible reducción (9.488 casos se produjeron en diciembre de 2016), aunque se observa un fuerte incremento (1.412 casos en noviembre de 2017) en la comparación respecto del mes anterior", destacó el reporte. El 60% de esas cesantías se registraron en la administración pública.

En el sector privado, según CEPA, las desvinculaciones afectan principalmente a la industria. De los 1.442 casos, 1.070 corresponden a plantas fabriles. "Esta cantidad de despidos resulta similar a la de noviembre de 2017, pero en diciembre el 75% de los casos refieren al sector industrial, duplicando prácticamente lo sucedido en el mes previo", detalló el trabajo.

En el caso de la industria del calzado el golpe viene por la apertura de las importaciones y la caída en la demanda interna. Grimoldi confirmó 20 despidos en su establecimiento de la localidad santafesina de Arroyo Seco, una de las fábricas de calzado más grandes del país.

La firma Wyler's, una pyme del mismo rubro que ocupa a 140 habitantes de la localidad de Alcorta, presentó en los últimos días un procedimiento de crisis, abriendo retiros voluntarios para 40 trabajadores de la misma provincia Santa Fe. Desde hace un año que en Wyler's los operarios cobran la mitad de los haberes, con la promesa de sostener los puestos. Pero la desventaja competitiva y las ventas no acompañan.

Los dueños de la fábrica de cosechadoras Vasalli Fabril S.A. despidieron a 52 trabajadores en diciembre y repetirán la misma maniobra en enero. En los últimos años, la fábrica de la ciudad de Firmat se desprendió de 500 empleados. Antes del inicio de las censatías, la empresa había suspendido a 14 personas, abrió retiros voluntarios y cambió el horario de ingreso a la planta. Aunque poseían un acuerdo preventivo de crisis sellado con el gremio y el Ministerio de Trabajo hasta fin de 2017, en Vassalli decidieron iniciar el recorte de la plantilla y ya le comunicaron a la UOM la salida de 52 personas.

En Jujuy a los 338 despedidos del Ingenio Esperanza ahora se sumaron otros 14 del Ingenio Ledesma. Según informó el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar (SOEAIL-CTA), Rafael Vargas, argumentó "cuestiones presupuestarias" para explicar el recorte.

En la ciudad de Santa Fe al menos 23 empleados de la Terminal de Ómnibus recibieron telegramas de preaviso de despido. Tras el cambio de concesión de la terminal, el secretario general del gremio de Empleados de Comercio de Santa Fe, Edgardo Coria, reclamó que "se garantice la continuidad de los puestos de trabajo". Para el lunes 8 de enero está fijada una audiencia de conciliación en Ministerio de Trabajo.

En este marco, la conducción de la CGT expresó su "preocupación" por la pérdida de empleos en la última semana del año. En el caso del sector público "el achicamiento del Estado se realiza a expensas de sus destinatarios -la población en general- y de los propios trabajadores, que pierden el empleo y ganan en incertidumbre", enfatizó la central obrera en un comunicado reciente.

Y agregó: "Esos trabajadores públicos solo ganaron incertidumbre respecto de su porvenir. No es menos cierto lo que ocurre en el sector privado, en especial en las actividades de manera clara afectadas por la importación descontrolada, la competencia desleal y la escasa política de defensa de las economías regionales".


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386